sábado, 27 de octubre de 2012

ARGO



Ben Affleck no es tan mal actor como dicen pero está claro que es mucho mejor director. Hasta la fecha sus películas han sorprendido por los temas que abordan y por la técnica tan clásica que Affleck muestra. Argo es su película más ambiciosa no solo por su nivel de producción sino que además afronta un hecho histórico.

Affleck se ha ocupado de uno de esos héroes anónimos que de tanto en tanto son reivindicados. El protagonista es un rescatador de rehenes que tiene que llevar a casa a un grupo de americanos que quedan recluidos en la embajada de Canadá durante la revolución iraní. No se les ocurre otra cosa que hacerlos pasar por el equipo de filmación de una peli de ciencia ficción: Argo.

La película toca muchos temas y lo hace bien. Tiene cabida tanto la política como el drama y empela también mucho sentido del humor e ironía. Me gusta esa idea del cine como salvador y la analogía entre esa producción de ciencia ficción y la realidad que vive un país en conflicto. El personaje de Affleck es una especie de héroe de película, uno de esos tipos obligados a ocultarse de la luz del día pero presentes en conflictos importantes.

Tal vez el exceso de críticas positivas enturbie mi visión de la película, que me parece buena y con una parte final trepidante además de contar con un gran reparto, pero Argo no me llega a emocionar y solo me mantiene en tensión en algunas partes de su desarrollo.


No hay comentarios: