domingo, 21 de octubre de 2012

FRANKENWEENIE



28 años después de realizar Frankenweenie como corto de acción real, Tim Burton ha recuperado aquella historia de sus comienzos como película de animación en stop motion. Frankenweenie (2012) se convierte en un sentido homenaje a los clásicos del terror que encandilaron al cineasta pero también puede verse como un compendio de buena parte de las obsesiones y lugares comunes de su cine.

No es muy arriesgado ver ecos del director en el protagonista, un chico rarito, con pocos amigos y más preocupado por otras cosas en lugar de practicar algún deporte. Lo cierto es que a su alrededor el panorama es ciertamente curioso. La escuela del pueblo parece un catalogo de los personajes más bizarros que Burton ha podido imaginar. Por encima de todos destaca un profesor de ciencias clavadito a Vincent Price y que pretende culturizar un poco a ese pueblo de paletos, aunque le tachen de peligroso.

Como se dice, el sueño de la razón produce monstruos, y aquí no solo el perrete protagonista regresa de entre los muertos con lo que la parte final de la película resulta francamente divertida. El resto se ve con simpatía, se advierte el cariño de Burton hacia los personajes y posee esa peculiar atmosfera tan característica del director que permite por ejemplo al músico Danny Elfman a dar rienda suelta a su creatividad. Tal vez la película tenga un pequeño bache en su parte central pero el conjunto es muy recomendable.


No hay comentarios: