martes, 9 de octubre de 2012

SITGES 2012: Día 6 (1). El imperio del mal


Día fabuloso en Sitges y unos cuantos insensatos perdiendo el tiempo viendo cine, o eso creen los directores de las pelis que ya hemos visto.


Chained es la nueva de Jennifer Lynch, sí, la hija de David, autora de Surveillance, una peli que ya ganó aquí, era buena y nunca se estrenó en nuestro país. En este caso la cosa va de un asesino en serie que secuestra a una madre y a su hijo, mata a la mujer y se queda al niño para que le haga de criado. Cuando ya es adolescente el hombre intentará enseñarle algunas cosillas de la vida.

La peli no va a ningún sitio. La premisa inicial se agota y Lynch no sabe hacer interesante lo que vemos. La película es bastante previsible y tiene una parte final demencial.

Pero mucho más irritante es la siguiente, Cosmopolis, de David Cronenberg, señor que se permite dudar del talento de gente como Christopher Nolan. Vamos si el cine debe ser como Cosmopolis paren que me bajo. La película no hay por dónde cogerla, por mucho que los modernillos la defiendan y aplaudan aunque no pararan de mirar el reloj. Es una cosa infame.


Cronenberg sigue a Robert Pattison en un viaje en limusina mientras a su alrededor la ciudad se enfrenta a una serie de disturbios. Sí, la peli habla de crisis, de los poderosos, del capitalismo… bla bla bla… hablan mucho sus personajes y no interesa nada un pimiento, aburre hasta las ovejas y Pattinson es tan mal actor como en la saga que detestan los modernikis.

No hay comentarios: