sábado, 3 de noviembre de 2012

SKYFALL



Cantaba Bob Dylan que los tiempos están cambiando, también para James Bond. Al principio de Skyfall se nos muestra como un tipo cansado, al límite de sus posibilidades físicas y en un mundo en el que parece que los viejos métodos no son suficientes. En unos tiempos en los que el el enemigo se mueve en sombras un hombre como Bond es necesario porque proviene de esas sombras, dice M. en otro momento de la película.

Skyfall se articula como una pieza de entretenimiento en la línea de las pelis de 007 (persecuciones, tiros, peleas, escenarios exóticos) y como un intento de ir más allá en la presentación del personaje. El malo de la función es en cierto modo la otra cara de Bond, no tan alejada del original, un mercenario que en este caso trabaja para los buenos como podría hacerlo para los malos.

Bond es una reliquia del pasado y Sam Mendes acentúa esa desubicación con un Daniel Craig que en su manera de moverse, en su forma de decir las cosas (cuando habla) recuerda más a un killer que a un refinado agente secreto. El giro que se inició con Casino Royale en Skyfall alcanza su máximo desarrollo en una historia que no decae, que pasa muy rápido a pesar de que la película dure dos horas y 20, y que tiene un poco de todo, incluso homenajes a los emblemas de la saga.

La película se mueve entre la relación entre M. y Bond y el enfrentamiento con el villano de turno, un Javier Bardem que sale airoso de un papel complicado, era muy fácil caer en el ridículo. Antes de ver Skyfall se había hablado mucho de las semejanzas de la historia con cierta saga también refundada recientemente. Una vez vista la peli no puedo estar más de acuerdo. Bardem me ha recordado mucho a cierto actor ya desaparecido en su trabajo más memorable.

En cuanto a la acción, resulta espectacular sin caer en el abuso. Mendes filma con corrección pero como suele pasarle a los grandes directores metidos en estos artefactos está más interesado en las partes en las que los personajes se enfrentan y hablan que en la pura acción.

En definitiva, Skyfall es uno de los mejores Bond filmados, sí, pero no me parece el mejor Bond de la Historia. 


6 comentarios:

Lord Spartan dijo...

Toda la crítica coloca a Skyfall como una de las tres mejores Bond... no puedo estar más en desacuerdo.

Ritmo lento (en ciertas partes anodino), historia que avanza a trompicones y partes previsibles.

Justamente lo más Bond que tiene la película es la parte del casino... y dura más bien poco, llegar a la isla y fin. El personaje femenino es una pura anécdota, parece metido con calzador porque al ser una peli de Bond tiene que haberlo... pero roza lo estúpido.

La parte de Londres post isla es realmente aburrida y previsible... mal.

Lo mejor de la película sin duda es la parte de Skyfall (¿quién no veía al personaje que se encuentra en ella como Sean Connery cerrando un círculo perfecto? ya.. quizás ya no está para estos trotes...) y sin duda Silva (Bardem) que hace un papel de verdadero malvado de Bond.

En fin, Casino Royale o Goldfinger son claramente superiores a este film, vendan lo que nos vendan.

Fran dijo...

Muy en desacuerdo con tú comentario Lord Spartan, pero bueno para gusto colores.

Lord Spartan dijo...

Fran, dudo que sea en absolutamente todo...

Fran dijo...

No, estoy de acuerdo con que Bardem es una de los mejores malos de Bond y poco más XD

MrPix3l dijo...

Me ha parecido decepcionante.

Guión simple y que cualquiera con 2 dedos de frente ve que la batalla final en la casa es una perdida de tiempo. Con 4 bazokas el malo hubiera ganado sin desperdiciar ni un hombre...

El malo está desaprobechado y Barden lo hace muy bien para el poco tiempo que tiene.

Pero la pelí.. es mala, un par de guiños a los bonds cláscio y punto.

Y luego encima, todo lo logrado por Casino Royale de dotar de un poco de realismo a la saga, pero manteniendo la esencia del personaje, parece que se va perdiendo en esta película.

Censurado dijo...

No soy fan de Daniel y por ello no tengo muy en mente las dos primeras. Siempre vi a ese Bond demasiado alejado del aura que yo esperaba en un agente secreto con licencia para matar. Pero Skyfall me ha vuelto a reconciliar con la franquicia. Quizás porque no hay tanta violencia sin sentido, quizás porque el malo parece malo, quizás por los guiños a épocas pasadas... quién sabe, el caso es que me ha gustado mucho.
Se ha comparado a Skyfall con el Batman del Joker insoportable, y creo que este villano (Bardem) supera con creces la empalagosa interpretación del fallecido Heath Ledger, inaguantables los gestos bucales durante todo el filme.
Villano donde los haya, Bardem ha colocado el listón demasiado alto para sus sucesores.