domingo, 23 de diciembre de 2012

DE OXIDO Y HUESO



Las películas con personaje con alguna discapacidad son el vehículo ideal para que un actor pueda aspirar al aplauso del público y a un montón de nominaciones y premios.

Marion Cotillard está comenzando ese camino pero justo es reconocer que en De óxido y hueso, más allá de que su trabajo sea excelente, destaca lo poco que le interesa al director la condición del personaje. La película toma ese elemento como algo más del personaje, como el otro protagonista tiene la afición al boxeo. Es decir, la trama no se recrea en la discapacidad más de lo imprescindible sino que prefiere mostrar la relación peculiar que se establece entre los protagonistas, su particular historia de amor.

Ella es una entrenadora de orcas y él un boxeador que sobrevive con su hijo saltando de trabajo en trabajo. La casualidad les une y la película nos muestra su evolución con una puesta en escena estimulante y momentos puntuales de brillantez.


1 comentario:

Hutxu dijo...

Fui a ver esta película sin saber nada de ella,me dijéron de ir,que salía Marion Cotillard y como no tenía nada mejor que hacer fui,y oiga usted,seguramente es una de las mejores que he visto este año,últimamente entre Hobbits,Batmans y Miserables,las películas que mas disfruto están al margen de tanta espectacion,antes de esta fue Una pistola en cada mano.
Centrandome en esta,decir que me ha parecido una historia potente,nada remilgada y con dos grandes interpretaciones,la historia te atrapa e interesa y no cae en buscar la lágrima fácil ni intenta escandalizar,mantiene una distancia entre el espectador y la historia y en ningún momento te manipula,tu eres quien decides el grado de implicación ante lo que estas viendo,eso sí,hay trailers que deberían estar prohibidos,después de la peli vi el de esta y menos mal que no lo hice antes,te meten el dos minutos casi todos los momentos importantes de ella,en fin,que me parece un gran film.