sábado, 1 de diciembre de 2012

LA VIDA DE PI



Ang Lee adapta una novela en su última película tal vez más preocupado por el poder visual de la historia que por la trama. Se entiende que Lee tuviera ganas de hacer algo diferente, de contar una fábula que pudiera explorar las posibilidades del 3D. Lo que ocurre es que esta especie de Náufrago New Age se acaba haciendo repetitiva y deja de interesar.

La película empieza muy bien partiendo de una situación clásica. Un escritor empieza a escuchar la historia extraordinaria de un hombre, Pi, nacido en la India y protagonista de un sinfín de situaciones curiosas. Un naufragio en el que pierde a su familia le une a unos compañeros de viaje un tanto especiales.

La Vida de Pi es una película muy bonita de ver, por momentos más parece uno de esos documentales del National Geographic que una película. Lee se preocupa de que el plano sea espectacular, utiliza un colorido impactante pero acaba repitiendo imágenes. Con el naufragio, rodado de manera espectacular, la película se estanca y uno empieza a desear que pasen más cosas o que se avance en la narración.
Al final queda como un bonito cuento algo cansino en su desarrollo y con un discurso sobre la existencia de Dios y la necesidad de imaginar que no deja de ser interesante. 


No hay comentarios: