viernes, 31 de agosto de 2012

Muere Carlos Larrañaga


El actor barcelonés Carlos Larrañaga ha muerto en un centro sanitario de Málaga a los 75 años a consecuencia de las complicaciones por la "descompensación cardiaca" por la que tuvo que ser ingresado la pasada semana, han confirmado a Efe fuentes hospitalarias.

El actor, Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, había sido ingresado el 20 de agosto en el hospital Xanit Internacional de Benalmádena (Málaga), el mismo en el que fue operado el 9 de enero de un tumor en las vías urinarias y del que tuvo que ser intervenido en una segunda ocasión. Larrañaga, uno de los grandes galanes españoles del cine y del teatro, también estuvo ingresado entre finales de marzo y mayo pasado en la clínica Premium de Estepona (Málaga).

Apareció por primera vez en pantalla con 4 años, en la película "Alma de Dios", y con 10 intervino en "Serenata española", que protagonizaba su hermana Amparo.
En 1948 actuó en "Cita con un viejo corazón" y dos años después en "Pequeñeces", al mismo tiempo que dejaba los estudios para dedicarse a la interpretación.
Tras una gira por América trabajó en películas como "Quince bajo la lona" (1959); "Ha llegado un ángel" (1961) junto a Marisol, o "El extraño viaje" (1964), de Fernando Fernán Gómez.
En 1979, por la película "Las verdes praderas", de José Luis Garci, obtuvo el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC).

Algunas de sus últimas películas fueron "Atraco a las 3 y media" (2003), "Tiovivo C. 1950" (2004), "Bienvenido a casa" (2005), "Luz de Domingo" (2007), de José Luis Garci, por la que en 2008 recogió el premio al mejor Actor Secundario del Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC) o "Sangre de mayo" (2008). Actor versátil y completo, también trabajó en el teatro, donde debutó en 1950 en "El último concierto".

En TVE trabajó en series como "Los desastres de la guerra" (1981), "Goya" (1985), "La huella del crimen" (1986) o "El séptimo cielo" (1989). En 1991 comenzó a intervenir en la popular serie de televisión "Farmacia de Guardia", dirigida por Antonio Mercero, en la que estuvo hasta 1995. Por ese trabajo recibió numerosos premios, entre ellos, en 1993, el "TP de Oro" como mejor actor, galardón que repitió en 1995. En 2010 estrenó la "tv movie" de esta serie, titulada "La última guardia".


domingo, 26 de agosto de 2012

HEADHUNTERS



Los países nórdicos se han revelado en los últimos meses como territorios especialmente fértiles para la producción de novela negra. El cine no ha tardado en acudir a ellos para nutrirse de nuevos argumentos. Headhunters, basada en una novela de Jo Nesbo, es una de esas películas que parecen hechas para el remake americano no porque sean predecibles o fáciles sino porque sus giros de guión, su violencia y sentido del humor resultarán realmente apetecible para Hollywood.

Todo comienza con un cazatalentos, un hombre que de día trabaja como reclutador de altos directivos para empresas y de noche se dedica a robar obras de arte de las casas de los candidatos. Con ese dinero intenta mantener un tren de vida alto para tener contenta a su novia. Pero como suele pasar los planes no siempre salen bien y el hombre se ve metido en un gran embrollo cuando el último robo se tuerce.

La película se sigue con interés, está bien filmada y tiene una trama que a pesar de algunos elementos poco creíbles tiene las sorpresas necesarias.

lunes, 20 de agosto de 2012

Ha muerto Tony Scott


El cineasta Tony Scott, director de películas como "Top Gun" y "Marea roja", falleció a los 68 años tras precipitarse al vacío desde un puente en el Puerto de Los Ángeles, un suceso que las autoridades investigan como un suicidio, según informó The Hollywood Reporter.

El hermano del también realizador Ridley Scott ("Alien", "Blade Runner") fue hallado sin vida en las turbias aguas de los canales de la zona portuaria en torno a las 16.30 del domingo hora local (00.30 GMT del lunes). Según publicó el diario Los Angeles Times, varias personas vieron cómo cuatro horas antes un hombre estacionó su vehículo en el puente Vincent Thomas, que atraviesa la zona portuaria en el área de Long Beach, escaló la valla de seguridad de 3 metros de altura y acto seguido saltó desde esa estructura que se eleva unos 100 metros del suelo. El cuerpo fue localizado con equipos de rastreo submarino por la policía del puerto e identificado como Tony Scott.

Las autoridades investigan el caso como un aparente suicidio. El director dejó a la policía una nota cuyo contenido no ha trascendido.

Nacido el 21 de julio de 1944, Scott se ganó un nombre en la industria como realizador de anuncios para televisión antes de confirmarse en la gran pantalla con "Top Gun" (1986) e iniciar una prolífica carrera centrada en el cine de acción y en la que trabajó en cinco ocasiones con el actor Denzel Washington.

Su último filme como director, "Imparable" (2010), fue también su última colaboración con Washington con quien un año antes hizo el "remake" "Asalto al tren de Pelham 123", así como "Déjà Vu", "El fuego de la venganza" y "Merea roja" en 2006, 2004 y 1995, respectivamente.

Otras de sus películas más conocidas son "Superdetective en Hollywood II" (1987), "Revenge" (1990), "Días de trueno" (1990), "Amor a quemarropa" (1993), "Spy Game (Juego de espías)" (2001) y "Domino" (2005).

Como productor, junto a su hermano, sacó adelante proyectos como el reciente "Prometheus" así como series de televisión como "Numb3rs" y "The Good Wife".

Poco después de confirmarse su muerte, muchos artistas de Hollywood echaron mano de su cuenta en Twitter para transmitir su pésame por la desaparición de Scott.

"No habrá más películas de Tony Scott. Un día trágico", dijo el director Ron Howard; "Horribles noticias sobre Tony Scott. Descanse en paz", comentó el actor Elijah Wood, que fueron algunos de los primeros artistas del sector en reaccionar públicamente al deceso.

Tony Scott residía en Beverly Hills, estaba casado con la actriz Donna Scott y tenía gemelos.

domingo, 19 de agosto de 2012

¡PIRATAS!



Confieso que desde que vi las aventurillas de Wallace y Gromit la compañía Aardman me ganó. Ese trabajo ingente que lleva a convertir la plastilina en personajes tan entrañables que protagonizan las más disparatadas peripecias me parece admirable. Aunque justo es reconocer que los largometrajes del estudio son un poco irregulares, tienen sus buenos momentos pero en algún momento flaquean.

¡Piratas! Es otra muestra la excepcional técnica de la Aardman, en este caso recreando a la tripulación de un barco pirata cuyo capitán aspira a convertirse en el corsario del año aunque eso le lleve a enfrentarse con la mismísima Reina de Inglaterra. El mar, los camarotes, el barco, las islas, Londres envuelto en niebla, son algunos de los elementos que deben manejar los animadores y a mi juicio lo hacen con gran espectacularidad y sentido del humor.

La historia resulta interesante y, aunque vemos por donde van a ir los tiros, el ritmo no decae en buena parte gracias a la simpatía de los protagonistas que se acaban haciendo entrañables para el espectador, una de las marcas de fábrica de la compañía. Mención especial para el cuidado que muestran en los detalles. Los escenarios están repletos de cositas que solo un espectador muy atento puede captar o aquel que se quede a los créditos, donde nos recopilan algunos de ellos.

sábado, 18 de agosto de 2012

EL LEGADO DE BOURNE


La saga Bourne, más allá de ser películas muy entretenidas y muy bien filmadas, no destaca especialmente por la variedad de su argumento. En las tres películas protagonizadas por Matt Damon la trama prácticamente se reducía a una persecución constante y a los intentos de Bourne por averiguar cómo se había convertido en el súper soldado que era.

El legado de Bourne incide en esa trama, presentando a otro protagonista, un compañero de Bourne, que también se enfrenta a su pasado mientras es perseguido por sus antiguos jefes. Desde su inicio, la película quiere apartarse un poco de la acción ininterrumpida y se plantea alguna que otra reflexión interesante sobre el poder y la ética de las investigaciones médicas para crear un nuevo hombre más resistente y que pueda derrotar al enemigo de turno sin inmutarse.

Pero rápidamente la película acaba deslizándose hacia la acción sin pausa, que para mi gusto no acaba de ser ni trepidante ni bien filmada. Si esto se suma a un Jeremy Renner mucho menos carismático que Damon, a una Rachel Weisz no especialmente inspirada y a esa trama que suena a ya vista, El legado de Bourne se convierte en una innecesaria continuación larga y aburrida.

domingo, 12 de agosto de 2012

TED

No soy fan del universo de Seth McFarlane y su Padre de Familia aunque admito que alguno de sus chistes tiene su gracia. Tal vez por eso Ted no es mi película. O tal sea porque hacer otra vez chistes de caca-culo-pedo-pis no tiene gracia. O tal vez porque la historia de amor que nos cuela la peli es tan pueril y ñoña como las que critican en la peli. Me hace bastante gracia que alguien que se permite criticar a ciertos actores y películas crea que Ted es mejor o que Flash Gordon de tan mala que es es buena.
Ted es la típica historia de dos colegas que son compañeros de juerga y entre los que se interpone una mujer solo que aquí el otro colega es un oso de peluche malcarado (si tengo que elegir a Mila Kunis mando al oso apestoso a paseo en el minuto uno)
Como dicen los protagonistas en un momento, si no fuera por no se qué historia esta seria una peli de dos memos diciendo chorradas. Pero es que la peli es eso. Poco más. La historia de amor típica, un poquito de acción para rellenar, y gags con poca gracia o de vergüenza ajena, faltones y previsibles (no me considero muy listos y me veía lo que iba a pasar un segundo antes)

Hace unas semanas decía que el humor era algo muy serio a propósito de El Dictador. Aún con sus deficiencias la peli de Baron Cohen me parece una obra maestra comparada con Ted.

LA FELICIDAD NUNCA VIENE SOLA



En cierto modo el protagonista de La felicidad nunca viene sola es una especie de alter ego del personaje que Hugh Grant interpretaba en Un niño grande. Un hombre que ya no es un jovencito pero que vive como si lo fuera, trabajando de compositor de jingles, alternando en un club de jazz, saltando de mujer en mujer y con una madre que le hace la compra y la colada. En su aparentemente perfecta vida se cruza una mujer madura con tres hijos de la cual se enamora. Es entonces cuando el prota se plantea si seguir con su vida de calavera o sentar definitivamente la cabeza.

El argumento como podéis ver no es nada original, es más, en manos de según quién daría para una comedieta estúpida o excesivamente edulcorada. Pero los franceses saben darle ese toque de gracia que nos hace incluso dar crédito a algunos de los giros del guión más forzados. La película se basa casi exclusivamente en el buen hacer de su pareja protagonista que no duda en hacer el payaso cuando la comedia física así lo requiere y dar la cara en las escenas románticas y dramáticas.

Película agradable que te hace pasar un buen rato, esbozar más de una sonrisa pero que no pasara a la historia más que por comprobar lo extraordinariamente guapa que se mantiene Sophie Marceau.

sábado, 11 de agosto de 2012

BRAVE


Desde que Disney alcanzó un acuerdo de distribución con Pixar no han sido pocos los que han pensado que la compañía de John Lasseter había firmado su sentencia de muerte creativa. Personalmente me niego a pensar que un equipo de tanto talento se haya doblegado a los intereses de Disney. No se dónde estará el problema pero un año en que Brave se presentaba como uno de los grandes títulos del año uno sale del cine con la sensación de que Pixar no ha acertado del todo.


El arranque de la película, magnífico, enérgico, nos hace pensar que podemos estar ante una peli más adulta o más sometida a una narrativa convencional, es decir, que aunque sea una peli de animación podría pasar como película de acción real (algo que estaba en Wall.E y especialmente en Up) Nos presenta a una princesa escocesa enfrentada a las convenciones, rebelde ante lo que le depara el destino y a lo que su madre le ha preparado. Pero rápidamente la entrada de elementos cómicos como los tres hermanos de la protagonista nos devuelve a la realidad. Pixar no ha querido arriesgar y se mueve en terreno Disney. La princesa Mérida se llevaría muy bien con algunas heroínas Disney también empeñadas en rebelarse ante lo que les viene impuesto.
A partir de un hecho mágico muy a lo Miyazaki la película se convierte en una historia de aventuras que llevarán a madre e hija a conocerse mejor.

Hablar de técnica pluscuamperfecta en Pixar se da por supuesto. Es cierto que cada vez se superan a ellos mismos. Los escenarios, esos bosques que parecen reales, la planificación en formato panorámico, los personajes, la acción y especialmente la protagonista con ese pelo increíble, nos dejan con la boca abierta. La técnica se pone al servicio de una historia que no es mala pero que se pierde un poco en algún momento, no sabemos bien a dónde quiere ir.

Pero donde falla un poco la película es en ese punto de emoción que caracteriza a casi todas las producciones Pixar. No es que no haya momentos emotivos, que  los hay, un par diría yo y muy buenos, pero le falta ese puntito de emoción que nos hace admitir que estamos ante una obra magna. Brave no es una obra maestra, no se acerca creo, pero aún así es una gran película que deja a buena parte del público sentado en la butaca durante los créditos finales.

viernes, 10 de agosto de 2012

Ha muerto Carlo Rambaldi

El genial creador de criaturas para películas como Alien y ET, el italiano Carlo Rambaldi, tres veces ganador del Oscar a los efectos especiales, murió este viernes a la edad de 86 años. El artista falleció en el hospital de Lamezia Terme, en la región italiana de Calabria, donde residió durante diez años. El Consejero Regional de Cultura, Mario Caligiuri, quien anunció su muerte, dijo que "con Rambaldi desaparece uno de los genios del cine mundial". 

Nacido el 15 de septiembre 1925 a Vigarano Mainarda, cerca de Ferrara, en el noreste de Italia, Carlo Rambaldi había recibido tres veces el prestigioso galardón de Hollywood a los efectos especiales de King Kong, Alien y ET. Rambaldi comenzó su carrera en el mundo del cine en 1956 realizando un dragón de 16 metros de largo para la película Sigfrido de Giacomo Gentilomo. Rambaldi trabajó para famosos directores italianos como Mario Monicelli o Marco Ferreri (La Gran Comilona), Pier Paolo Pasolini y Dario Argento (Profundo Rojo, 1975). 


Su encuentro con Hollywood le permitió perfeccionar su capacidad de diseño de efectos especiales utilizando la mecatrónica, la combinación de electrónica y mecánica. Para el King Kong de John Guillermin (1976), diseñó un mono gigante de 12 metros de altura y un enorme brazo mecánico para las tomas de cerca de la actriz protagonista Jessica Lange. 
En 1979 contribuye a la creación del monstruoso Alien, de Ridley Scott. Pero es en 1982, cuando Rambaldi se imagina a su obra maestra, con la creación de ET, el protagonista de la película de Steven Spielberg que conmovió el mundo entero. Rambaldi trabajó también en otras conocidas películas como Encuentros en la tercera fase (1977, Steven Spielberg) y Dune de David Lynch en 1984. 

Rambaldi era considerado un artesano del cine. Era escéptico frente a la actual tecnología digital. Según dijo alguna vez, lo digital cuesta unas ocho veces más que lo mecánico. En cuanto a su trabajo más famoso, ET, afirmó alguna vez que de haberse hecho con computadora, se habría necesitado mucho más tiempo y más personal.

jueves, 9 de agosto de 2012

Sancho Gracia muere a los 75 años


El actor, director cinematográfico y productor español Sancho Gracia, de 75 años, falleció anoche en Madrid debido a un cáncer de pulmón, según informó hoy a Efe la hermana del actor, Lucía Gracia.
Sancho Gracia se hizo famoso en España en los años 70 por su interpretación en la serie de la televisión pública española TVE "Curro Jiménez", de Mario Camus, que fue emitida durante la Transición democrática y en la que interpretaba a un bandolero del siglo XIX.

El actor madrileño protagonizó también, entre muchas otras, "Montoyas y Tarantos" (1989), de Vicente Escrivá, y "El crimen del padre Amaro" (2002), de Carlos Carrera, seleccionadas para representar a España y a México, respectivamente, en las candidaturas a los Óscar.

Sancho Gracia fue también candidato a un premio Goya en 2002 a la mejor interpretación masculina por su actuación en la película "800 Balas", de Álex de la Iglesia.

Nacido en Madrid el 27 de septiembre de 1936, la infancia de Félix Ángel Sancho Gracia transcurrió entre los barrios madrileños de Embajadores y Lavapiés.
Expulsado de varios colegios debido a su carácter inquieto, se trasladó a Uruguay con su familia en 1947, donde vivió hasta 1964, tras el fallecimiento de su padre y después de que su madre contrajera segundas nupcias. En Uruguay desempeñó varios y dispares trabajos y se hizo actor a partir de la lectura de un anuncio de un periódico.

Fue alumno de la actriz catalana Margarita Xirgú en el Conservatorio de Montevideo, donde estudió tres años y trabajó en los montajes de "Bodas de sangre", de García Lorca, y "El sueño de una noche de verano", de William Shakespeare. De carácter extrovertido, llamó la atención de productores y pronto se convirtió en actor de películas de acción, aventuras, spaghetti-western y comedias.

Trabajó con directores como Juan Antonio Bardem, Jaime de Armiñán, Vicente Aranda, Mario Camus, Adolfo Aristaráin, Álex de la Iglesia o José Luis Cuerda.

Participó, entre muchas otras, en las películas "La chica de los anuncios" (1964), "La ciudad no es para mi" (1966), "Las viudas" (1966), "Oro maldito" (1967), "El último día de la guerra" (1969), "Marbella, un golpe de cinco estrellas" (1984) "Montoyas y Tarantos" (1989), "Tocando fondo" (1993), "Cachito" (1995), "La mirada del otro" (1997), "Inferno" (1999) y "A galope tendido" (1999).

Más recientemente intervino en "La Comunidad" (2000), "No te fallaré" (2000), "Caja 507" (2000), "El robo más grande jamás contado" (2001), "Hasta aquí hemos llegado" (2001), "El crimen del Padre Amaro" (2001), "800 Balas" (2002), "El Furgón" (2002), "El Oro de Moscú" (2002), "Mala uva" (2003), "Perfecto amor equivocado" (2004), "Los managers" (2006), "El prado de las estrellas" (2009) y "Entre Lobos" (2010) y "Balada triste de trompeta" (2010).


Pero fue en la TV donde se consagró como actor y obtuvo mayor popularidad, con papeles en las series "Los camioneros" (1973) o "Curro Jiménez" (1976), de la que fue creador y coproductor entre 1976 y 1978 y en su segunda parte, en 1994, en la que encarnaba el papel de bandolero-héroe, junto a Álvaro de Luna y José Sancho.
Protagonizó luego para TVE la serie "La máscara negra" (1980) y en el verano de 1982 encarnó a Juan Martín Díez 'El Empecinado', héroe de la Guerra de la Independencia, en la coproducción hispano-francesa "Los desastres de la guerra", a las órdenes de Mario Camus, junto a Paco Rabal y Álvaro de Luna; y más recientemente "Unidad Central Operativa - UCO" (2009).

Para TV interpretó también papeles como el del capitán Piñero en "La isla de los fugitivos" o Simón Bolívar.
Encabezó el reparto de "Huidos. El último maquis" (1992), que acabó siendo su primera película como director a raíz de un desacuerdo con el realizador inicial del proyecto.

sábado, 4 de agosto de 2012

PROMETHEUS



No se por qué motivo desde que comenzó a hablarse de Promtheus no nos decían claramente que estábamos ante una precuela de Alien. Tal vez porque sus responsables saben que Prometheus traiciona el espíritu del primer Alien y se acerca a alguna de sus secuelas más discutibles.
Alien era un proyecto de serie B, una especie de versión obrera de la saga Star Wars. En el espacio no había lugar para las batallitas ni los héroes. El espacio era un lugar de trabajo donde a veces hay que lidiar con todo tipo de monstruos. No había lugar para nada más que la acción, el terror, el suspense.

Prometheus nace con una concepción que a mi juicio daña la película. Ridley Scott o sus guionistas deciden ir más allá, añadir al argumento clásico de humanos perseguidos por bicho malo un elemento metafísico. Viendo el resultado en pantalla, poco convincente, pueril, uno se pregunta el motivo de esa apuesta. Otro error que lastra la película es su guión, repleto de agujeros que solo gracias al trabajo de cámara correcto de Ridley Scott se hace soportable. Y un tercer problema de la película, siempre bajo mi punto de vista, es el reparto. Noomi Rapace no es una mala actriz pero me parece que no tiene carisma para llevar el peso de la película. Sus compañeros van de lo malo, los actores menos conocidos, a los desaprovechados (Charlize, Idris Elba) hasta llegar al mejor, Michael Fassbender, que tampoco tiene que esforzarse mucho.

La película tiene también un problema de ritmo. Scott se demora demasiado en los preliminares y tarda en entrar a matar. Más grave me parece porque, en cierto modo Prometheus es como Terminator 2, un remake mucho más vistoso de la película original, solo que James Cameron volvió a apostar por lo que hizo grande a la primera y Scott se pone trascendente, y en consecuencia ya nos sabemos la estructura.

Me parece presuntuoso teorizar con quién tiene la culpa del resultado final, por si no queda claro decepcionante. No se si los guionistas influyeron a Scott o al revés. Lo que me parece claro es que esa obsesión de ligar cosas con el universo Alien para explicarlas a medias (al final resulta lo más interesante de todas formas) hace que la peli tenga más de una secuencia olvidable e impropia de un director como Ridley Scott.

Hace poco comentábamos el último Batman y también hablaba de cierta decepción. Viendo Prometheus pienso que hay más cine en un minuto de ese Batman que casi en todo el metraje de Prometheus.