sábado, 19 de enero de 2013

DJANGO DESENCADENADO



Hay directores a los cuales los fans les permiten todo casi de manera integrista. Todos lo hacemos y a veces no valoramos las películas en su totalidad. Con Tarantino pasa mucho esto, los fans ven gracia y maravilla donde otros a veces vemos aburrimiento y exceso. A pesar de mi poca confianza en el cine de Tarantino intento acercarme a sus películas con la mirada lo más limpia posible y buscando que la peli me guste. En ocasiones lo consigue, en otras no.

Django desencadenado sería un ejemplo de lo primero. A pesar de los problemas que le veo a la película el conjunto me convence, los actores me seducen, la historia me parece entretenida, incluso hay algún momento de humor que me hace gracia. Django es la ocasión para que Tarantino tome como referencia de manera más evidente el western más festivo y pasional, el cine de Sergio Leone y otros artesanos de ese cine del oeste menos canónico. 
Pero el director como siempre lleva el género a su terreno y aunque Django sea un western claramente es una peli de Tarantino reconocible en sus diálogos y en escenas muy bien rodadas que funcionan también por la acertada selección musical. En este caso además Tarantino ha encontrado a un reparto brillante desde Christoph Waltz, magnífico, hasta un Di Caprio espectacular pasando por un brutal Samuel L. Jackson.

Lo positivo de la película a mi juicio gana a lo negativo, a lo que menos me gusta, pero también existe. La duración es excesiva se mire por donde se mire y los diálogos marca de la casa, aunque no son tan excesivos como en otras pelis, son cansinos en algún momento. La película que tiene un inicio brillante se para un poco hacia la mitad y le cuesta avanzar hasta el desenlace. También cuestiono algún tema musical y esa sangre explosiva que creo no pega demasiado.

Pero, en suma, Django me parece entretenida, me gusta, encuentro a un Tarantino más controlado que de costumbre y especialmente acertado en la selección del reparto.


4 comentarios:

Don Cucufato dijo...

Yo la titularía "Tarantino desencadenado", tanto en tiempo como en manías. Hubiese sido mucho mejor pelicula si se hubiesen quitando escenas y diálogos sobrantes, pero Tarantino no sabe controlarse.

Chema dijo...

Hombre, Tarantino es un poco eso, exceso

Hutxu dijo...

Quitarle el exceso a Tarantino es no querer que sea el,ahí reside su grandeza,para los que disfrutamos de su cine,y su defecto,para los que no.
Dicho esto,con Django lo ha vuelto a conseguir,vuelve a llenar la sala con esa magia que muy pocas películas poseen,tienes ganas de gritar,de reir,de patalear,su cine te hace soñar con esas tardes en las que el cine era una experiencia inolvidable.Algo larga,seguramente,aunque no se hace pesada,violenta,seguro,pero no mas que cualquier subproducto de terror adolescente y mucho mejor rodado,en definitiva Tarantino es de los pocos,sino el único que hace que nada mas salir ya este deseando volver a verla en sala de cine,como haré de nuevo esta semana,y no quiero ser gafapasta pero hay que disfrutarla en versión original,he visto algún corte doblado y buff,es otra película,en fin,solo nos queda cruzar los dedos y esperar que se decida ha rodar la película de ciencia ficción que nos devolverá la ilusión por el genero.

carnet manipulador de alimentos dijo...

Una decepción 'Django', no me esperaba un clásico pero sí una película más divertida. Apenas aparecen esos diálogos crujientes marca de la casa, y como siempre, qué pena que sus pelis estén tan vacías. ¿Cuándo encontrará messieur Tarantino algo para lo que tan bien sabe hacer: contar? Un saludo!