lunes, 11 de febrero de 2013

EL VUELO



No recuerdo si Denzel Washington tenía en su haber un papel de borracho. Es el tipo de papel perfecto para que te nominen o incluso te den un premio y supongo que ese es el motivo para que el actor se haya decidido a protagonizar El Vuelo. Eso y trabajar con Robert Zemeckis un  director de talento que se perdió un tiempo en las aventuras digitales que no iban a ninguna parte.

Zemeckis es un buen narrador, sabe qué hacer con la cámara y de hecho en la peli lo muestra pero el problema es que no ha sabido o no le han dejado meter mano en el guión. Parece que se ha plegado a las exigencias de la estrella y por eso la peli se acaba resintiendo, es demasiado larga y no acaba de indagar en los problemas que presenta. Alcoholismo, apariencias, cómo se construye un héroe, son algunos temas que la película sobrevuela pero de forma un tanto pueril. Más allá del accidente de avión el resto es bastante rutinario y repetitivo.


1 comentario:

Juan el Guardián dijo...

Denzel Washington hacía también de borracho en Man on Fire (El Fuego de la Venganza), que por cierto es un peliculón.