lunes, 8 de julio de 2013

ANTES DEL ANOCHECER

Los personajes de Antes del Anochecer hablan mucho, siempre lo han hecho, pero más de uno pensará que se nota demasiado la mano de los guionistas. A mi juicio, precisamente este es el mérito de las propuestas fílmicas de Linklater, Delpy y Hawke, que lo que cuentan y cómo lo cuentan está lejos de parecer forzado.

La verborrea sobre la pareja, lo divino y lo humano, cobra en esta tercera entrega un nuevo cariz al enfrentarse los personajes a los 40 y a nuevas obligaciones. Unas vacaciones en un idílico rincón de Grecia se convierten en el momento justo para que los dos desnuden su alma, se digan las verdades y tal vez lleguen a nuevos acuerdos.


Antes del anochecer me gusta aunque reconozco que en algún momento no me interesa demasiado lo que me cuentan. Pero en la mayoría de ocasiones interesa el discurso, me hace reír momentos de humor, participo de muchas cosas y me sorprende algún que otro momento de inusitada belleza. Y definitivamente me quedan ganas de volver a reencontrarme con los personajes y saber qué ha sido de ellos y qué ha sido de nosotros.


No hay comentarios: