lunes, 23 de septiembre de 2013

BREAKING BAD y MODERN FAMILY triunfan en los EMMY


Que Bryan Cranston no se haya llevado un Emmy esta madrugada dice bien poco de la justicia de los premios. Jeff Daniels se lo ha arrebata por su trabajo en The Newsroom que, tras una discreta segunda temporada, veremos qué nos depara la tercera. Al menos Breaking Bad sí se ha llevado el premio a la mejor serie dramática imponiéndose a Downton Abbey, Juego de Tronos, Homeland, Mad Men y House of Cards.  La serie de Vince Gilligan también ha conseguido premio para Anna Gunn, mejor actriz de reparto por su papel de la mujer de Walter White, personaje controvertido que incluso llevó a la actriz a justificarse en un artículo en la prensa americana.

Breaking Bad encara su recta final esta semana. Un servidor se decidió por fin rendirse ante la marea de elogios y al fin he visto toda la serie con una continuidad que le otorga incluso más grandeza. Vista así es como una gran novela y uno aprecia de manera extraordinaria el trabajo de escritura y el impresionante trabajo de todo su reparto, con unos inmensos Cranston y Aaron Paul a la cabeza. Es de esas series que, acabe como acabe, está a tanta distancia del resto que quedará en nuestra memoria para siempre.


No se si pasará lo mismo con Modern Family, ganadora del premio a la mejor comedia. Su ligereza es de valorar pero no cabe duda que no pasará a la historia más allá que por la simpatía de su reparto.
Tampoco me parece destacable la ganadora como mejor miniserie o telefilme, Behind the Candelabra. Steven Soderbergh se ha llevado premio y también lo mejor de la propuesta, Michael Douglas, inmenso, enorme, en su papel de Liberace. Aunque la peli sea más que rutinaria su trabajo es de los que te dejan con la boca abierta. Otro director habitual en el cine, David Fincher, se ha llevado también un Emmy por el capítulo 1 de House of cards.

Jim Parsons ha sido el mejor actor en una comedia, nada nuevo bajo el sol, por su trabajo en Big Bang Theory, serie amada y odiada a partes iguales. Julia Louis- Dreyfus por Veep se lleva el Emmy a la mejor actriz de comedia mientras que Claire Danes por Homeland nos pone los dientes largos esperando la nueva temporada donde a buen seguro nos vuelve a sorprender con su magnífico trabajo.

No hay comentarios: