sábado, 12 de octubre de 2013

SITGES 2013. DÍA DOS: Alicia ya no vive aquí


Tras el mal tiempo de ayer, Sitges amanece hoy soleado y con colas para ver la nueva propuesta gore de Eli Roth, The Green Inferno. Como un servidor tiene el estómago sensible prefiere pasar ese rato escribiendo esta pequeña crónica y tomando "a relaxing cup of café con leche" en la sala de prensa, vacía para variar. Terry Gilliam ya está en Sitges para presentar su último trabajo, que provocó deserciones en otros festivales, y hoy dará una rueda de prensa y participará en otros actos a buen seguro interesantes.

Este sábado es también el día elegido para que la Zombie Walk recorra, este año sí, las calles de Sitges y los zombies tomen las calles en espera que mañana se vea el nuevo capítulo de The Walking Dead. Como yo no necesito maquillaje ya puedo acercarme a la comitiva de muertos vivientes sin problema, si puedo os subiré alguna que otro foto.

Pero hablemos de lo que he visto esta mañana. Por ejemplo, a Michael Cera poniendo caras... otra vez. Ocurre en Magic Magic, una de esas películas que prepara al espectador para algo, crea un poquito de tensión pero se desinfla tan rápidamente que se convierte en un rollo patatero. Una chica que nunca ha salido de EEUU se marcha a Chile con su prima y se queda sola con unos amigos de ella. Poco a poco la falta de sueño y quién sabe qué más acaban por transtornarla. El gran problema de la peli es que plantea una situación y nunca la desarrolla; juega con sugerencias y apunta amenazas que quedan en nada y culminan en un lamentable final.

No hay comentarios: