domingo, 28 de abril de 2013

IRON MAN 3



Después de ver Iron Man 3 aún me sorprenden más las críticas positivas que he leído por ahí. Los que alaban su guión creo que, o han visto poco cine o creen que, dado el panorama de encefalograma plano del cine de acción actual, que alguien se salga un poco del guión establecido ya es bueno.

Shane Black se interesa muy poco por Iron Man y mucho por Tony Stark. De hecho las chapucillas de Stark le traen sin cuidado hasta que debe dar en la parte final la habitual ración de traca valenciana que el producto demanda. Hasta ese momento la peli parece un remedo de Arma Letal, El último gran héroe y Terminator, como si Black pareciera empeñado en pasar de Iron Man y plantearse una cinta de acción como las de antes. Pero la historia, que no pasa de entretenida, no tiene tampoco tanta entidad para interesar durante todo el metraje de la película y al final las aventurillas de Stark y sus cacharros se hacen un poco cansinas. ¿Es la mejor de las 3? Estoy de acuerdo, pero es que el nivel no estaba muy alto.


sábado, 27 de abril de 2013

EL OCTAVO PASAJERO- Programa 550


Esta semana tenemos estrenos como Iron Man 3, Combustión y Ayer no termina nunca. Hablamos también de series: Bates Motel y Hannibal. Además os ofrecemos tres pis-tas y el habitual repaso a las taquillas.


lunes, 22 de abril de 2013

LA CAZA


Como bien dicen aquellos que conocen los misterios de la existencia humana, la confianza se tarda mucho en conseguirla pero muy poco en perderla. El protagonista de La Caza es maestro de niños en un pueblecito aparentemente tranquilo (David Lynch ya nos enseñó lo que se esconde detrás de las caras sonrientes y las casitas con jardín) y con buenas gentes. Está separado y espera que su hijo pueda pasar algún tiempo con él. Pero un buen día uno de los niños dice algo de él que tira por tierra toda su reputación hasta el punto de cambiarle la vida.

Thomas Vinterberg abandona afortunadamente el Dogma para presentarnos una película serena y directa, bien servida y mejor interpretada a la que tal vez le falla su guión, por cierto premiado en Cannes. No porque el desarrollo de la historia esté mal, es más, está consigue crear una tensión estimable en el espectador, sino porque a veces una echa en falta que la premisa vaya un poco más allá.  Cierto es que la película no solo se centra en la peripecia del protagonista (un excelente Mads Mikkelsen, ejemplo de cómo menos es más en interpretación), también retrata una sociedad que podía ser cualquiera y que se deja llevar fácilmente por el escándalo, pero a lo mejor algún personaje más desarrollado habría acabado de hacer redonda una película de todas formas notable.


lunes, 15 de abril de 2013

TO THE WONDER


Terrence Malick tiene una máquina, la máquina de hacer películas "a lo Malick". Después de El árbol de la vida ha cogido la misma fórmula y la ha plasmado en otra película, que afortunadamente es más corta, pero que también me parece una colosal tomadura de pelo. Aquí es el amor el objeto de sus delirios visuales y auditivos. Amor de pareja, amor fraternal, amor a Dios, desamor… bla bla bla.

La excusa es esa, pero lo que a Malick le gusta es recrearse en las idas y venidas de sus personajes, sus paseos por campos y prados, sus bailes, su andar por pasillos o calles mirando a la nada, y todo filmadito desde atrás, la cámara siguiendo a los personajes. No falta la musiquita a lo new age, los paisajes… No hay dinosaurios pero sí bisontes en una escena ridícula, como tantas otras de esta peli que poco a poco se hace cada vez más insoportable.

No sé si los actores están bien o mal. Los veo tan perdidos en la película como el espectador ante ella. Debe ser muy complicado ponerse delante de la cámara en una película como esta. Lo malo no es el estilo repetitivo, o el estilo en sí, lo malo es que la peli está vacía de toda emoción o interés. Es el producto de una máquina a la que le falta un corazón o algo que de vida al producto.


TIPOS LEGALES

De tanto en tanto nos llegan este tipo de películas que reúnen a viejas glorias del cine protagonizando historias que se corresponden perfectamente con su momento actual. En este caso Pacino, Walken y Alan Arkin son unos delincuentes que se encuentran semi retirados pero que se unen para una última fiesta. Un poco como les pasa a los actores, van haciendo peliculillas pero no son la sombra de lo que fueron, unos más que otros, claro.

El caso es que prácticamente todas las películas son iguales y esta no es la excepción. Nos sabemos qué vamos a ver antes de entrar en la sala, cosa que no es mala en sí misma pero que sí limita un poco el disfrute. La simpatía que despierta el elenco, el talento que aún atesoran, la inclusión de un poquito de drama, de comedia, de reflexión sobre el tiempo pasado y los tiempos que vivimos ahora, hacen de Tipos legales una película agradable, entretenidilla, pero que tampoco creo que quede en el recuerdo.


sábado, 13 de abril de 2013

EL OCTAVO PASAJERO- Programa 549


Esta semana recibimos la visita de Manuel Robles que nos presenta Antología del Estudio Ghibli Volumen 2. Además comentamos los estrenos de la semana: Oblivion, Tipos legales y To the wonder, os lanzamos las pis-tas y repasamos las taquillas.



jueves, 11 de abril de 2013

SITGES 2013 recibirá a Takashi Miike en una edición marcada por el “nacimiento del mal”



¡Empieza la cuenta atrás! Hoy faltan justo seis meses para que Sitges 2013 abra el telón en el que ya está anunciado una de las actuales estrellas del cine internacional: el japonés Takashi Miike, que ya ha confirmado su presencia en el Festival con una nueva película entre manos: Leson of the Evil. Sitges 2013 será inquietante, tanto que el cartel de este año evoca el nacimiento del mal y uno de los iconos del fantástico, La semilla del diablo (Rosemary’s Baby, Roman Polanski, 1968).

El sonido inquietante de una nana procedente del infierno invadirá las calles de Sitges durante la 46 edición del Sitges - Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya que se celebrara del 11 al 20 de octubre. El poster del festival, una vez más diseñado por la agencia China, nos recuerda el nacimiento del Mal en una imagen inspirada en el clásico de Román Polanski La semilla del diablo (Rosemary's Baby), advirtiendo que este año habrá que protegerse contra el señor de las tinieblas si uno se acerca a las bellas tierras sitgetanas. La fascinación por el Angel caído ha sido fundamental en el cine fantástico universal con títulos decisivos como La noche del demonio (Curse of the Demon, Jacques Tourneaur, 1957), la citada obra maestra de Polanski, la famosa El exorcista (The Exorcist, William  Friedkin, 1973) hasta llegar a uno de los éxitos del festival el pasado año, The Lords of Salem de Rob Zombie.

A este inquietante Sitges llegará uno de los maestros del cine actual y un referente para las generaciones contemporáneas de realizadores: Takashi Miike. 10 años después de su primera aparición en Sitges, Miike volverá a un Festival que adora y que él tiene como uno de los modelos del cine actual.
Sitges homenajeará al prolífico Takashi Miike proyectando en la Sección Oficial Fantàstic a Competició Leson of the Evil, que narra los traumas que padece una maestra psicópata. Aprovechando su presencia en Sitges, el Festival programará una retrospectiva-homenaje a Miike y publicará un libro sobre su figura.

En 2003 –un año después de compartir ex-aequo el premio Orient Express por Araburu Taashi-Tachi (Agitator)–, Takashi Miike llegó a Sitges para recibir la Màquina del Temps. Ese mismo año, ganó la Maria a los mejores efectos especiales por Gozu, premio que repitió el siguiente año, esta vez por Izo. En Sitges 2008, obtuvo una Mención Especial del Premio Noves Visions por God’s Puzzle. En el 2001, Sitges proyectó Hara Kiri: Death of A Samurai y el año pasado, programó en la sección Noves Visions For Love’s Sake.

Sitges tendrá como objetivo prioritario de esta edición la selección de los títulos que creen tendencia en las diferentes ramas de lo fantástico, siendo especialmente sensible a la generación de nuevo talento y, en especial, a la consolidación del genero en la cinematografía catalana. El festival además se compromete a investigar las nuevas formas de creación y producción cinematográficas, la diversidad de pantallas, el impacto de la televisión en el género así como las aplicaciones transmedia y similares. 

Sitges celebrara también las más de dos décadas de vida de dos de sus secciones más representativas como son Anima’t y Seven Chances. Respecto de la primera, desde 1992 se ha convertido en un gran foro de presentación de la mejor animación en formato largo y corto mundial, aspirando a ser además un aglutinador fundamental en la expansiva industria de la animación catalana. Seven Chances, sección coordinada con la Asociación catalana de críticos y escritores cinematográficos se ha convertido en una referente de ese cine invisible que se resiste a llegar a las carteleras y que ha combinado a la perfección en su trayectoria los conceptos genéricos y de autor.

El recuerdo a La semilla del diablo y la iconografía que envuelve este clásico del cine de género protagoniza el cartel de Sitges 2013, realizado una vez más por la agencia China, autores del cartel desde el año 2010 y responsables creativos del spot desde el 2002. Miguel Ángel Duo, director creativo, y Rafa Antón, director creativo ejecutivo, junto con el fotógrafo Biel Capllonch, son los autores de los trabajos. La imagen redimensionada de la clásica postal de Sitges (conocida como “la Punta”) y el elemento referencia del cartel de La semilla del diablo se han unido en esta ocasión para proyectar la imagen del certamen.


martes, 9 de abril de 2013

EFECTOS SECUNDARIOS


Steven Soderbergh es uno de los directores que no estaría en mi lista de favoritos, es más, algunas de sus películas me aburren tan mortalmente que evito su cine siempre que puedo. Pero justo es reconocerle que salta de género de forma admirable, no se acomoda y tan pronto te ofrece una peli de strippers masculinos como este thriller sobre la industria farmacéutica.

Todo comienza con una mujer deprimida que ve como su marido sale de la cárcel después de haber incurrido en un delito de tráfico de información privilegiada. La chica intenta suicidarse y entra en contacto con un psiquiatra que la trata con un nuevo fármaco que casualmente han puesto en sus manos por una buena cantidad de dinero.

Soderbergh construye una interesante intriga  que habla del poder de las farmacéuticas, de la publicidad engañosa, de los ladrones de traje y corbata, tan de actualidad hoy en día y poco a poco va encaminando su historia hacia un thriller que a mi juicio no pierde nunca el interés. Esta deriva de la historia ha sido muy criticada pero a mí me parece coherente con el resto de la trama y hace que la película se convierta en un disfrutable entretenimiento en el que destaca la presencia de Rooney Mara, Catherine Zeta Jones y Jude Law.


TESIS SOBRE UN HOMICIDIO


No sé por qué buena parte de la Crítica se ha dedicado a comparar esta película con El secreto de sus ojos. Más allá del protagonista y la nacionalidad poco tienen en común. Lo que ocurre es que la película suena demasiado a muchas otras historias de cine negro, a thrillers recientes, pero no seamos injustos: como otro buen montón de películas que nos llegan.

Ricardo Darín es uno de esos actores que, sentado en una silla leyendo la guía de teléfonos, resultaría interesante de ver. Maneja los silencios y las miradas de manera experta y gracias a él la típica y previsible trama se sostiene. Por el contrario, cuesta ver en Alberto Ammann a aquel actor que nos sedujo en Celda 211. Aunque es argentino su acento suena muy forzado y su actuación no convence.
A pesar de los tópicos y de ese enfrentamiento poco sorprendente entre investigador obsesionado y criminal demasiado listo, la película no está mal rodada y puede verse como un entretenimiento correcto. A Darín gracias.


lunes, 8 de abril de 2013

Muere Sara Montiel


Sara Montiel ha fallecido hoy inesperadamente en su domicilio del madrileño barrio Salamanca. Fuentes sanitarias han indicado que todo apunta a que la muerte súbita se debió a causas naturales.

Estrella de la pantalla y la canción, Saritísima, la primera artista española en triunfar en Hollywood, acababa de cumplir hace apenas un mes los 85 años entre el glamour, la leyenda y el exceso. Ernest Hemingway le enseñó a fumar puros, se casó con Anthony Mann, flirteó con Gary Cooper y protagonizó el clásico español El último cuplé.

A lo largo de su vida, Sara Montiel protagonizó medio centenar de películas y pasó por los brazos de Miguel Mihura, Anthony Mann, León Felipe y Severo Ochoa. Con su primer éxito cinematográfico, Locura de amor, a finales de los 40, una joven Sara Montiel consiguió que la gente saliese de las salas de cine diciendo «la que está buenísima es la mala», tal y como ella misma recordaba en una de sus últimas entrevistas.

La escapatoria estaba en México, donde María Antonia Abad pasó a ser Sara Montiel convirtiéndose en una de las reinas del melodrama. Pero sería en Hollywood donde impactaría internacionalmente. En la Meca del cine, la actriz se casó con el maestro del western Anthony Mann, rodó con Sam Fuller (Yuma), deslumbró a Gary Cooper y Burt Lancaster en Veracruz y conoció a Marlon Brando. «Yo no era novia de nadie, era Sara Montiel desde un principio y trabajé muchísimo».

En su regreso a casa, en el año 1957 -época en la que rodó El último cuplé, de Juan de Orduña, una película que se convirtió en un éxito de taquilla y relanzó su carrera como cantante- la actriz se reencontró con la dictadura y, a su manera, se comprometió con la política.

Con la llegada de la democracia, en cambio, la artista manchega dejó el cine al no querer desnudarse. «Veía a Carmen Sevilla o a Nadiuska con los pechos al aire, yo tenía 43 años y estaba como un tren. Me ofrecían millonadas. Pero yo preferí que el público me recordara como era», se justificó Sara Montiel.

domingo, 7 de abril de 2013

UN AMOR ENTRE DOS MUNDOS


El cine de ciencia-ficción más escapista siempre ha coexistido con otras muestras del género que buscaban, a través de lo fantástico, la reflexión o la crítica sobre algunos aspectos de la sociedad. Hay muchas muestras de ello, unas con más fortuna que otras. El caso de Un amor entre dos mundos sería un poco de todo, busca el entretenimiento y tiene una ligera crítica a la separación por clase social.

En la historia que cuenta la separación no puede ser más extrema: dos mundos, dos planetas que se enfrentan, cada uno con su gravedad, de manera que los que viven en el planeta de abajo se ven confinados en los peores trabajos. Por el contrario los de arriba disfrutan de muchas más comodidades e incluso se permiten medidas de gracia como hacer que alguno de los pardillos de abajo trabaje para sus empresas y entre en contacto con ellos. El protagonista logrará este trabajo pero su verdadera intención será reencontrarse con una chica que fue su amor de juventud.

Como veis tenemos por un lado esa lucha de clases y por otro la historia de un amor dificultado por esa diferencia y por la amnesia que sufre la protagonista. Lo que ocurre es que la historia de amor es muy sosita y la parte social también resulta insuficiente. La plasmación en imágenes de esos planetas enfrentados resulta también un poco confusa cuando quiere ser espectacular y se acaba convirtiendo en postales digitales sin alma. Es un poco lo que es la película, una historia sin alma en la que ni los protagonistas, Jim Sturgess y Kirsten Dunst, tienen buena química.


sábado, 6 de abril de 2013

EL OCTAVO PASAJERO- Programa 548

De vuelta de vacaciones nos enfrentamos con posesiones infernales, pastillas que crean desagradables efectos secundarios y amores obstaculizados por la fuerza de la gravedad. Estos son algunos de los estrenos que comentamos en el programa de esta semana junto las pis-tas, taquillas y un recuerdo al final de una película de fantasmas muy sorprendente.


Muere el director Bigas Luna


El director de cine Juan José Bigas Luna ha muerto este sábado a los 67 años en Tarragona víctima de un cáncer, según han confirmado fuentes cercanas a la familia a Europa press. El cineasta estaba instalado en Virgili (Tarragona), donde había creado junto a su mujer una empresa de productos ecológicos.
Erotómano confeso, fue el descubridor de actores como Ariadna Gil, Javier Bardem, Penélope Cruz, Verónica Echegui y Jordi Mollà.
Cursó estudios de arquitectura, pero no los completó. Su pasión le hacía tomar otro rumbo. Fotógrafo profesional, llegó al mundo del cine desde la publicidad, el diseño y las artes plásticas. Su aterrizaje en el séptimo arte fue a mediados de los años 70, trabajando en pequeños cortos como 'Con soltura' o 'Cóctel internacional'.
Su debut en el mundo del largometraje llegó con 'Tatuaje', rodado en 1976, aunque no se estrenó hasta el 79, año en el que fue seleccionado para el festival de Cannes. Tras ella, 'Historias impúdicas' (1977) y películas tan controvertidas en su momento como Bilbao (1978), seleccionada para el Festival de Cannes, o Caniche (1979).
Fue en el 1987 cuando rodó 'Angustia' y tras este título no volvió a ponerse detrás de la cámara hasta 'Las edades de Lulú' (1990). Fue a raíz de la muerte en 1987 de su productor habitual, Pepón Coromina, que dejó durante unos años la dirección y sólo efectuó tareas de guionista. En ese periodo, Bigas Luna se trasladó a Tarragona para dedicarse a la pintura.
El éxito en taquilla de la película basada en la novela de Almudena Grandes le devolvió al cine con títulos como 'Jamón, Jamón', por el que ganó el León de Plata del Festival de Venecia y que unió a dos actores que se convirtieron en pesos pesados del cine español: Javier Bardem y Penélope Cruz. En 1993, estrenó 'Huevos de oro' que le proporcionó el Premio Especial del Jurado en el Festival de San Sebastián.
El certamen de Venecia volvió a galardonarle en 1994 con el premio al mejor guión por 'La teta y la luna', un filme erótico relacionado con el mundo casteller.
A estos filmes, siguieron otros como Bámbola (1996), con la italiana Valeria Marini, 'La camarera del Titanic (1997) y 'Volavérunt'. En estos dos últimos contó con la actriz Aitana Sánchez Gijón. Sus últimos trabajos más sonados han sido 'Yo soy la Juani' (2006), en el que descubrió a Verónica Echegui, y 'Di Di Hollywood', con Elsa Pataky.

miércoles, 3 de abril de 2013

Documenta Madrid celebra su décima edición en Mayo


El Festival Internacional de Documentales de Madrid, DOCUMENTA MADRID, celebra el próximo mes de mayo una nueva edición bajo la dirección de Mikel Olaciregui y del nuevo equipo de CINETECA(entidad que organiza el festival).

Con un enfoque totalmente diferente en el que se han reducido las distintas secciones y se ha reforzado la presencia internacional, pero fiel a su objetivo de desarrollar, potenciar y difundir el panorama audiovisual de carácter documental, del “cine de lo real”, en la medida que éste pretende ser fiel reflejo de las diferentes realidades sociales, políticas, culturales, económicas, artísticas y medioambientales que existen en el mundo.

Coincidiendo con el décimo aniversario, DOCUMENTA MADRID se renueva concentrando la competición en una única Sección Oficial constituida por dos secciones competitivas que albergarán las mejores producciones del año, no estrenadas en España, priorizando la calidad de las películas seleccionadas, independientemente de su país de origen.
 
La competición se dividirá en dos categorías: Largometrajes (duración superior a 60 minutos) cuyo carácter privilegie el punto de vista narrativo, la información y/o el interés social sobre la actualidad de nuestro mundo y cortometrajes (máximo 30 minutos de duración y que no formen parte de una serie).
En ambos casos, las películas seleccionadas optarán a los siguientes premios:

Primer Premio (dotado con 10.000 euros en la categoría de largometrajes y 4.000 euros para cortometrajes)
Segundo Premio (5.000 euros para largos y 2.000 euros para cortos)
Premio Especial del Jurado sin dotación económica
Premio del Público dotado con 3.000 euros para largos y 1.000 euros en el caso de cortos.

La composición de los jurados (tanto de largometrajes, como de cortometrajes) se dará a conocer una vez cerrado el proceso de selección.

Asimismo, el festival ofrecerá dos secciones informativas dedicadas, en este caso, a la producción nacional:
 
-       Panorama del Documental Español del Año que recogerá los títulos más relevantes producidos en nuestro país en los últimos meses y que no hayan sido estrenados aún en Madrid.

-       Retrospectiva: El cine español en la Transición: un viaje a una de las etapas más ricas y apasionantes de la historia del documental español, los años de la Transición, que permitirá al espectador repasar títulos esenciales así como también descubrir nuevas propuestas y miradas a la época.

CINETECA será la sede oficial del festival, albergando las proyecciones de las dos secciones en competicióny del Panorama Documental Español del Año.

Por otra parte, DOCUMENTA MADRID mantiene la colaboración con otras sedes extendiendo las proyecciones de la retrospectiva “Cine español en la transición” al Cine Doré (Filmoteca Española) y albergando en su programación el ciclo organizado por Casa de Américasobre Documental Mexicano: “Carta blanca a Elena Fortes”, seleccionado por la Directora del Festival Ambulante. Así mismo, se sumarán a la programación las proyecciones especiales de documentales que  Casa Árabe programe coincidiendo con el festival.

Muere la actriz Mariví Bilbao



Tenía 83 años y había decidido jubilarse después de sesenta dedicados a la interpretación: Mariví Bilbao la abuelita malhablada y fumadora, bebedora de Chinchón y afilados comentarios, cortantes como su figura liviana y su mirada socarrona, ha bajado el telón definitivamente entre los aplausos de su gente.
"Hoy es un día muy triste. Se nos ha muerto Mariví Bilbao. Ovación cerrada en plató por la mujer más grande del planeta. D.E.P. ¡Estrella!". La despedida está en la cuenta de Twitter de Alberto Caballero, director y guionista de "Aquí no hay quien viva", el hombre que se inventó a Marisa Benito, su alter ego televisivo.
Secundaria de lujo, vivió la popularidad a la edad de la jubilación, primero en Antena 3, donde trabajó más de tres años a las órdenes de Caballero, y después, en 2007, en la nueva serie que emitió Telecinco con el mismo equipo técnico y artístico aunque distintos personajes, "La que se avecina"donde fue Izaskun.
Con ellos trabajó la actriz hasta el año pasado, cuando, sin pelos en la lengua, como tenía acostumbrado a su público, soltó que se iba, y no por estar enferma ni porque la hubieran echado, sino porque ya estaba bien.
Según dijo entonces Elvira, su única hija, "en la televisión le han dado siempre papeles amables, pero yo la veo mejor de mala malísima, porque tiene una expresión muy dura, de cortarte la respiración".
En Salto al vacío, de Daniel Calparsoro (1995), recordaba su hija, "hizo de cabrona como nadie".
María Victoria Bilbao-Goyoaga Álvarez, más conocida como Mariví Bilbao, nació en la capital vizcaína el 22 de enero de 1930 ya con ganas de ser actriz.
Socia fundadora de "Akelarre", uno de los grupos de teatro independiente más destacado de Euskadi, con poco más de veinte años se cambió el nombre para que su padre no supiera a qué se dedicaba: abrió las páginas amarillas y copió el primer nombre, Ángela Valverde.
Debutó en el cine con papeles protagonistas en cortometrajes como La interrogación, de F. Bardají, y Playa insólita (1962), de Javier Aguirre, o Agur Txomin (1979), de Juanma Ortuoste y Javier Rebollo.
Conoció la fama en 1981, con su papel en Siete Calles, nuevamente con Ortuoste y Rebollo, directores a los que siguió siempre muy unida.
En sus últimos años como actriz trabajó en varias ocasiones con Daniel Calparsoro -A ciegas(1997), Calor... y celos"(1996)-, y con el cambio de siglo se puso a las órdenes de Chus Gutiérrez, El Calentito (2005), Vicente Aranda; Carmen Torremolinos 73 de Pablo Berger (ambas de 2003); de nuevo Javier Rebollo, Marujas asesinas (2001), o Álex de la Iglesia La comunidad (2000).
Además la veterana actriz colaboraba con diversos programas y series de la televisión autonómica vasca y prestaba su imagen a campañas solidarias, como "Mójate por la esclerosis múltiple".
Entre sus trabajos cinematográficos más recientes figuran: Maktub (2011), de Paco Arango, y la que seguramente ha sido su última colaboración en el cine: La venta del paraíso, de Emilio Barrachina, que se estrena el próximo 19 abril.
En 2004, recibió un premio de la Unión de Actores por "Aquí no hay quien viva", trabajo por el que fue de nuevo premiada en 2005 por la Academia de Televisión de España.
Obtuvo una Biznaga de Plata del Festival de Málaga a la Mejor interpretación femenina por el cortometraje La primera vez y el reconocimiento a su trayectoria de la Asociación de Actores Vascos premio El Abrazo (1996).
Y en 2006 fue elegida por votación popular como pregonera de las fiestas de la Semana Grande de Bilbao.
Entre las anécdotas de su vida, queda el viaje a Hollywood con el equipo de Borja Cobeaga, nominado a los Oscar en 2007 por el cortometraje Éramos pocos.Como no había conseguido conocer a Clint Eastwood, la ilusión de su vida, se encendió un cigarrito y retó la prohibición de la organización americana: "Total, si no hemos ganado", dijo, y siguió fumando.

martes, 2 de abril de 2013

Muere Jesús Franco


El director de cine español Jesús Franco, que recibió el Goya de Honor de la Academia de Cine en 2008, falleció hoy en Málaga, informó a Efe el director Kike Mesa.
Franco, que trabajó con actores como Christopher Lee o Klaus Kinski y que conoció un notable éxito en Estados Unidos con sus películas de serie B, fue hospitalizado en un centro de Málaga el pasado miércoles tras sufrir un ictus, indicó Mesa, que rodó en el 2007 el documental “Jesús Franco. Manera de vivir” .
Jesús Franco era uno de los directores más prolíficos de la historia del cine mundial, con una trayectoria de casi 200 películas, fundamentalmente de terror, erotismo, pornografía, ciencia ficción o aventuras, y se le consideraba pionero del cine fantástico español.
Mesa, que mantuvo en los últimos años una estrecha relación personal y profesional con Franco, explicó que el cineasta permaneció semiinconsciente en los últimos días y no pudo disfrutar de una de sus pasiones, el tabaco, por lo que se ha cumplido lo que auguraba con su particular humor: “Como deje de fumar, me muero” .
Profundamente afectado por la muerte el año pasado de “su esposa, amante, secretaria y diva” , la actriz Lina Romay, el cineasta quiso seguir viviendo “en un rodaje permanente” hasta el último momento, y de hecho dirigió sus últimas cintas el pasado verano.
Era un hombre polifacético: director, guionista, productor, montador, actor y músico a quien encantaba el jazz y escribía la banda sonora de sus películas.
Jesús  Jess Franco o Jess Frank o Clifford Brown o David Khunne o P.Johnson, según el caso, era el autor “maldito” por excelencia aunque también “de culto” para muchos, entre ellos Quentin Tarantino.
Nacido el 12 de mayo de 1930 en Madrid, fue considerado pionero del nacimiento del cine fantástico español, género al que se entregó casi por completo, aunque también tocó la comedia, el drama y el musical, con películas siempre en la frontera entre lo cómico y lo siniestro.
Aunque comenzó las carreras de Filosofía y Derecho apostó por el cine y, así, hizo unos cursos en la Escuela de Cine de Madrid y París.
En 1953 regresó a España. Un año más tarde empezó a trabajar como ayudante de dirección con Juan Antonio Bardem, León Klimovsky, Julio Bracho, Fernando Soler o Joaquín Luis Romero Marchent.
Incomprendido en la España de aquella época, Franco optó por producir y mostrar gran parte de su cine en países como Francia, Alemania, Suiza, Portugal, Italia o EEUU.
Gran admirador del cine americano, con su productora Manacoa Films afrontó en 1992 el montaje de las imágenes del inacabado “Don Quijote” de Orson Welles, con quien tres décadas antes colaboró en “Falstaff. Chimes at Midnight” (1965) .
Debutó con el largometraje “Tenemos 18 años” (1959) , pero no fue hasta “The Awful Dr Orlof” (1961) cuando su labor dejaría una huella imborrable en la cinematografía.
“Necronomicon” (1967) es probablemente la cinta más importante del artista, que recordaba con orgullo cómo el mismísimo Frizt Lang enumeraba esta cinta entre sus películas preferidas.
En 1968 tuvo su primer contacto con el personaje de Fu-Manchú, interpretado por Christopher Lee, con quien rodó “The Blood of Fu-Manchú” (1968) y “The Castle of Fu Manchu” (1969) , para más tarde, en los setenta, volver a trabajar con él en “El conde Drácula” .
Franco fue un director muy prolífico, capaz de rodar sesenta películas sólo en la década de los setenta, con actores de la talla de Klaus Kinski, Jack Taylor o Fernando Fernán Gómez.
A sus 82 años, Franco hizo una última cinta, “Al Pereira vs. the Aligator Ladies” , estrenada hace sólo unos días, la más radical de cuantas pueblan su particular modo de entender el cine.
El polifacético artista también escribió varios libros, entre ellos, “Lina” (1996) , dedicado a su mujer y musa, montadora y protagonista de muchas de sus películas y “Memorias del tío Jess” (2004) , donde cuenta los hitos principales de su biografía.