miércoles, 10 de julio de 2013

STAR TREK INTO DARKNESS

JJ Abrams atesora a lo largo de su aún corta carrera muchos méritos. Uno de ellos es el de revitalizar una saga muerta y enterrada como la de Star Trek dándole una nueva energía y dotándola de una apariencia visual hasta ahora desconocida en las películas anteriores. Con la primera película Abrams y los guionistas sentaron la base de lo que serían las películas posteriores además de presentar a los personajes al nuevo público y de convencer a los seguidores más recalcitrantes que lo nuevo no iba a ser peor que lo anterior.

En Into Darkness uno esperaba un salto adelante. Sabiendo donde estamos ahora tocaba una historia aún más grande. La presencia de un villano como Benedict Cumberbatch aportaba ese plus que hacía esperar mucho de la película y las críticas positivas contribuían a esa sensación.


Una vez vista la película constato que Abrams es uno de los grandes a la hora de filmar, sigue teniendo presente sus señas de identidad, esas escenas con solo acompañamiento musical, sabe el terreno que pisa, permite a sus guionistas todo tipo de referencias y homenajes a la saga treekie. Pero la película en conjunto me parece más la labor de un artesano brillante, como su contribución a Misión Imposible, que la apuesta de un director por hacer algo un poco diferente al cine de acción típico. Con todo, es un espectáculo recomendable y que no trata como bobo al espectador, el reparto funciona, pero un servidor esperaba algo más.


lunes, 8 de julio de 2013

ANTES DEL ANOCHECER

Los personajes de Antes del Anochecer hablan mucho, siempre lo han hecho, pero más de uno pensará que se nota demasiado la mano de los guionistas. A mi juicio, precisamente este es el mérito de las propuestas fílmicas de Linklater, Delpy y Hawke, que lo que cuentan y cómo lo cuentan está lejos de parecer forzado.

La verborrea sobre la pareja, lo divino y lo humano, cobra en esta tercera entrega un nuevo cariz al enfrentarse los personajes a los 40 y a nuevas obligaciones. Unas vacaciones en un idílico rincón de Grecia se convierten en el momento justo para que los dos desnuden su alma, se digan las verdades y tal vez lleguen a nuevos acuerdos.


Antes del anochecer me gusta aunque reconozco que en algún momento no me interesa demasiado lo que me cuentan. Pero en la mayoría de ocasiones interesa el discurso, me hace reír momentos de humor, participo de muchas cosas y me sorprende algún que otro momento de inusitada belleza. Y definitivamente me quedan ganas de volver a reencontrarme con los personajes y saber qué ha sido de ellos y qué ha sido de nosotros.


martes, 2 de julio de 2013

AFTER EARTH

De juntar la trayectoria errática de Will Smith, el nulo talento interpretativo de su hijo, y a un director brillante perdido en tonterías no podía salir nada bueno. After Earth es una pena, un constante quiero y no puedo, un pálido reflejo de lo que una vez fue una de las personalidades más sobresalientes del cine: M. Night Shyamalan. No hay nada de su talento, de su forma de rodar, de sus guiones, en After Earth. Solo queda una historia de supervivencia vista mil veces, un discurso indigesto, unos efectos correctos y un protagonista lamentable. Y encima es tan aburrida que el espectador desconecta a los quince minutos.