viernes, 3 de enero de 2014

A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS

Si os interesa la música folk americana de los años 60 seguramente os interesará mucho la nueva película de los Coen. Si no encontráis nada especial en esta música la peripecia del protagonista os dejará tan indiferentes como a mí. 

Se ve que el tal Llewyn Davis es un personaje ficticio pero que se basa en algún personaje real que frecuentó los mismos espacios que, por ejemplo, un joven Bob Dylan. Los Coen nos lo presentan como un desarraigado que cada día busca dónde dormir y dejar sus cosas y ver dónde puede actuar para ganar unos dólares.

Y poco más. El personaje no da para mucho más en manos de los Coen y el retrato de sus aventurillas no tiene a mi juicio nada de especial. Los hermanos se limitan a filmar con su habitual clasicismo esas idas y venidas del protagonista y comenten el error de dejar fuera de juego o muy poco explicados a personajes tan interesantes como el de John Goodman o el trabajo de actores como Justin Timberlake o Carey Mulligan.

No hay comentarios: