lunes, 13 de enero de 2014

Los Globos de Oro ya tienen ganadores


Quién nos iba a decir que Matthew McConaughey iba a llevarse un Globo de Oro. Este actor, a pesar de las bromas que podamos hacer, ha ofrecido este año pasado una más que solvente actuación en Mud pero ha sido premiado como mejor actor dramático por Dallas buyers club. Esta película, basada en hechos reales, también le ha dado el premio a Jared Leto como mejor actor de reparto.


Y es que no ha sido una ceremonia con grandes triunfadores al contrario de lo que hoy titula buena parte de la prensa. La gran estafa americana, que llega a España el día 31 de este mes, se ha llevado tres de 7 premios y entre ellos no está el de mejor director que ha sido para Alfonso Cuarón por Gravity. Es de justicia reconocer el trabajo de Cuarón un poco por él mismo y por su equipo que hace posible la experiencia que ofrece una peli como Gravity.

La película de David O. Russell consigue el premio de mejor película en comedia o musical, mejor actriz en comedia o musical para Amy Adams, mejor actriz secundaria para Jennifer Lawrence. Los buenos actores que el director suele utilizar no son una excepción en esta última película y obtienen por lo que dicen un merecido premio.


12 años de esclavitud se queda con un único pero importante premio, el de mejor película dramática. Tal vez un rédito escaso para una película que aspiraba a mucho más. Blue Jasmine de Woody Allen (recibió el premio honorífico en la gala) ha hecho posible que Cate Blanchett recoja su premio como mejor actriz dramática por una interpretación  a mi juicio un tanto desajustada mientras que El lobo de Wall Street reporta a Leonardo DiCaprio el premio al mejor actor de comedia o musical y tal vez abre camino a un justo reconocimiento a este gran actor en los próximos premios Oscar.

Spike Jonze, director amado y odiado a partes iguales, ve reconocido su indudable talento con el premio al mejor guión por Her; Frozen confirma la buena recepción en taquilla y el reconocimiento de la crítica y se lleva el premio a la película de animación; como mejor película extranjera ha sido distinguida la italiana La gran belleza de Paolo Sorrentino, un viaje por Roma único.

En cuanto a la música, el poco conocido Alex Ebert con Cuando todo esté perdido ha derrotado a nombres consagrados como John Williams o Hans Zimmer en el apartado de mejor banda sonora. La mejor canción de estos Globos de Oro es Ordinary love de la película Mandela: del mito al hombre compuesta por U2.



Los premios televisivos han hecho al fin justicia a Breaking Bad: mejor serie dramática y mejor actor. Bryan Cranston se lleva el premio que tanto se merece. Brooklyn nine-nine ha sido elegida contra todo pronóstico mejor comedia y Behind the candelabra, excesiva e irregular película para televisión de Steven Soderbergh, mejor miniserie (también le ha reportado un premio a la magistral interpretación de Michael Douglas). Robin Wright por House of cards, Andy Samberg por Brooklyn nine-nine y Amy Poehler (que presentó la gala junto a Tina Fey) por Parks and recreations han sido otros de los actores premiados. 

No hay comentarios: