lunes, 24 de febrero de 2014

HER


Con pocas películas, algún corto y unos cuantos vídeos musicales Spike Jonze posiblemente ha filmado su obra más completa con Her. Curiosamente es el único largometraje hasta la fecha cuyo guión es obra únicamente suya. Tanto en Cómo ser John Malkovich como en Dónde viven los monstruos el estilo de Jonze se amoldaba y se complementaba con  lo escrito o co- escrito junto a otros guionistas. En Her muchos han querido ver la puesta en imágenes de la propia relación de Jonze con alguna de sus famosas parejas y posiblemente haya un elemento personales en la historia. Pero lo que realmente hace grande a la película es su capacidad para empatizar con el espectador a través de una historia de amor en la que solo vemos a uno de los protagonistas.

Joaquin Phoenix, actor que demuestra una vez más su capacidad para transformarse en cada papel, es un hombre solitario todavía anclado a u anterior relación. Cómo dicen en la peli, el pasado nos lo escribimos cada persona y él sigue repitiendo uno y otra vez los mismos capítulos. En un futuro cercano, la aparición de un sistema operativo con auténtica inteligencia artificial, que evoluciona y crece, acaba creando una suerte de compañera de la cual se enamora.

La película, a pesar de lo arriesgado de su propuesta y de una duración algo excesiva, funciona. La historia emociona y conecta con el público gracias al buen hacer del director creando una atmósfera muy particular y a un guión que plantea un buen número de cuestiones que, aunque se sitúen en un futuro, ya están bien presentes en nuestra sociedad. Evidentemente un factor destacable es la expresividad de la voz del sistema operativo, una Scarlett Johansson que reemplazó a la voz de Samantha Morton. Está claro que la elección de Jonze condiciona extraordinariamente la película pero creo que el beneficio para la trama es mayor que los inconvenientes.



No hay comentarios: