martes, 4 de febrero de 2014

LA GRAN ESTAFA AMERICANA


Leyendo a Boyero y otros críticos y con los antecedentes del director (Ni The fighter ni El lado bueno de las cosas me gustan) me temía lo peor a la hora de enfrentarme a La gran estafa americana. La película que ha seducido al público y la crítica de EEUU es una historia de timadores y también una historia de amor, un triángulo peculiar que forman C. Bale, Amy Adams y Jennifer Lawrence. El tono de la película no acaba de estar muy definido, es más bien una tragicomedia que no funciona ni como drama ni como comedia.


David O. Russell parece querer emular al Maestro Scorsese pero se queda muy lejos. Con la voz en off, el montaje picadito, la presencia importante de las canciones, no puedo evitar recordar a El lobo de Wall Street y las comparaciones nunca fueron más odiosas. Sin embargo, la película se puede ver, es demasiado larga pero no aburre en exceso. Cuenta con un buen reparto en el que destacan por encima de todos Bale y Amy Adams, en unos papeles complicados que sacan adelante con soltura.

No hay comentarios: