sábado, 10 de mayo de 2014

Peliculillas


De la experiencia en NY de Jorge Torregrossa, Elvira Lindo y el propio Javier Cámara nace La vida inesperada, una historia agridulce, algunos dirán haciendo honor al tópico que como la vida misma. La historia de un actor que se busca la vida en la ciudad de los rascacielos escapando de su destino marcado en España se complica cuando su primo se propone pasar unos días con él. También huye pero no sabemos bien de qué. La película va de menos a más, tiene un elemento que funciona bien y es su reparto pero tiene algún momento reiterativo que la perjudica. De todas formas, gracias a sus actores y a un puñado de buenos diálogos y, especialmente a su parte final, me resulta una peli más que recomendable.


Aunque sus chistes sean a veces de vergüenza, aunque el tono de culebrón en ocasiones sea un poco molesto, a un servidor le gusta No se aceptan devoluciones. Se deja ver bastante bien, el protagonista me cae simpático, la relación con su hija está bien llevada y la película no pretende más que entretener y en algún momento conmover.


Snowpiercer viene firmada por el director de, entre otras películas, The Host, un director con oficio que aprovecha su talento en su primera película en inglés. Un tren como último reducto de la Humanidad, como una metáfora perfecta de la división de clases en la sociedad, es el único espacio en el que se desarrolla esta historia imaginativa, brillante a nivel visual. Tiene además un reparto muy completo  y esquiva bien el tópico de este tipo de historias apocalípticas dando además al capitán América un papel bastante turbio.



En un lugar sin ley cuenta una historia muy sencilla, la de una pareja de criminales que se ven obligados a separarse cuando el hombre es detenido. A partir de ahí la mujer debe hacer frente a una vida sola con su hija y el hombre planea su fuga para volver con ellos. Pero la familia se verá amenazada por otros peligros. La película está bien aunque depara pocas sorpresas. Se ve venir lo que va a pasar pero aun así funciona aunque un poco más de chicha en la historia no vendría mal.

No hay comentarios: