domingo, 31 de agosto de 2014

Crónicas desde la tumbona 3

Agosto, el mes de las vacaciones por excelencia, el de las ciudades semi desiertas y la pobre oferta de la cartelera cinematográfica toca a su fin. Y este último día de agosto haremos un pequeño repaso a algunas cosas que he visto estos días.

Moría Richard Attemborough, señor que recordaremos más por Parque Jurásico que por películas tan chulas como Tierras de Penumbra. Así es la vida.

En cuanto a las series, esta semana se han entregado los premios Emmy, algo así como los Oscar de la TV. Muchos se han quejado porque no ha habido sorpresas pero luego han estado de acuerdo en que los premios han sido en general justos con lo que acabo un poco desconcertado. ¿Qué queremos? ¿Qué haya sorpresas y se premien churros o que sea predecible y se premie lo bueno? En fin.


Breaking bad y Modern family han sido las triunfadoras mientras que Juego de Tronos y True detective se han quedado con menos de lo que esperaban. A mí ya me parece bien que la serie que protagoniza Bryan Cranston y Aaron Paul se lleve todos los premios del mundo, me parece una extraordinaria obra de ficción, pero que se queden así tristes y ojerosos los protas de True detective y de House of cards ya me parece menos bien. En todo caso creo que Modern Family y Big Bang Theory no merecen tantos premios pero está claro que su fórmula sigue enganchando a la audiencia.

Un servidor ha dado por finalizadas las últimas temporadas de Utopía y Masters of sex. La primera mantiene en nivel de brillantez estética de la primera temporada pero la historia me ha dejado un poco frío. En cuanto a la segunda poco nuevo bajo el sol. No se ha avanzado demasiado respecto a la primera temporada aunque la serie ha vuelto a depararnos grandes momentos gracias a sus dos protagonistas.

Vamos a por el cine. Muchos seguís aún emocionados con Guardianes de la galaxia. Las taquillas lo agradecen. Yo me acerco a este fenómeno con la distancia del no conocedor de estos y otros cómics y solo busco pasarlo bien con la peli, sin tener que echar mano a referencias que no voy a pillar o a sobreentendidos que no entenderé. Entiendo el éxito que ha tenido la peli ya que es un producto excelente en un mundo, el de las pelis de súper héroes, bastante pobre en general. Algo con cara y ojos como Guardianes… se agradece y mucho.

Y la película me gustó. La disfruté en su parte de acción, bien filmada, vistosa, eficaz; también me gustan los personajes y la relación de amistad que mantienen; por supuesto me convence la banda sonora repleta de clásicos ochenteros e incluso la peli ¡tiene momento de emoción y todo! No será una de las pelis de mi vida, ya lo dejo claro, pero me dio más de lo que esperaba y no me dejó esa sensación de expectación desbocada e infundada que presentía.



Todo lo contrario me ocurre con Locke. Leo críticas extraordinarias, escucho comentarios elogiosos incluso de gente como Juan Antonio Bayona pero a mí la peli se me agota a la media hora. Un señor en un coche. Muchas llamadas durante un viaje a Londres. Nada más. Sí, ya pillo que el coche por la autopista es la metáfora de tal y de cual, que cuando él mira el retrovisor ve su pasado que deja atrás, bla, bla, bla. Todo eso lo veo. Igual que a Tom Hardy haciendo un buen trabajo. Pero a mí me parece que como corto hubiera funcionado mejor.



Y para acabar este repaso quiero recomendaros El Niño. La última película de un tipo inteligente como Daniel Monzón está siendo atacada por algunos creo injustamente despreciándola porque es un mero entretenimiento. ¡Cómo si eso fuera fácil! El niño es una especie de peli a lo Michael Mann centrada en un mundo tan cercano y desconocido como el Estrecho de Gibraltar y el narcotráfico. La película destaca porque huele a verdad, porque está filmada a lo grande y tiene a un reparto destacable. Es verdad que no es Celda 211, que podía durar un poco menos, que le falta algo que la haga extraordinaria pero yo me siento orgulloso que este cine se haga en España.

Nada más que añadir. Empezamos nuevo mes mañana y con él llegarán las decisiones. Os mantendré informados. Y recordad ¡todos somos Groot!


No hay comentarios: