viernes, 15 de agosto de 2014

Ha muerto Lauren Bacall

El Hollywood clásico desaparece poco a poco. Es ley de vida. Pero el público que vivió su juventud con estos mitos vivientes siente de igual modo su pérdida. Ha muerto esta semana a los 89 años Lauren Bacall, la mujer que nos enseñó a silbar, como todo el mundo se ha empeñado en recordar esta semana. Pero Bacall, aunque la memoria colectiva se empeña en congelarla en esa mítica escena, estuvo trabajando hasta hace poco, aunque es cierto que en películas menores.

Lauren Bacall erala actriz elegante, de belleza particular y mirada felina, perfecta para interpretar a todo tipo de mujeres fatales en el cine negro. Debutó en el cine en una obra maestra como Tener o no tener basada en la novela de Ernest Hemingway y allí conoció a su primer marido y pareja de cine Humphrey Bogart. Hizo después El sueño eterno, La senda tenebrosa y Cayo Largo.

En los 50 estuvo con Marilyn Monroe en Cómo casarse con un millonario y en Escrito sobre el viento de Douglas Sirk.  Tras la muerte de Bogart aparece en papeles secundarios en Harper, investigador privado con Paul Newman.

Se volvió a casar en 1961 con el actor Jason Robards y se divorció en 1969. Fue secundaria de lujo en Asesinato en el Orient Express, Misery, El amor tiene dos caras, Dogville.

En 1997 se llevó el globo de oro como mejor actriz secundaria por El amor tiene dos caras pero no se pudo llevar el Oscar aunque al final le dieron uno honorífico por toda su carrera.

Su último trabajo fue poner voz a uno de los personajes de la cinta de animación Ernest y Celestine.



No hay comentarios: