domingo, 5 de octubre de 2014

SITGES 2014: DÍA 3

Hoy es uno de esos días en los que uno se pregunta qué sentido tiene madrugar para ver según qué cosas y se pone a despotricar del comité de selección del festival. No me extenderé nada hablando de La distancia, película que peca de todos los defectos del mal llamado cine de autor y no tiene ninguna de sus virtudes. Nadie merece el castigo de ver esta película. Aburrida hasta decir basta, morosa, una nulidad.

Mike Cahill demostró con Otra Tierra que el fantástico puede ser mucho que un compendio de efectos especiales. Vuelve a Sitges con Orígenes, una película inferior pero de todas formas recomendable e interesante. Michael Pitt, Brit Marling y Astrid Bergès Frisbey protagonizan esta historia que habla de ciencia y espiritualidad, de amor y aquello que hace singular a cada ser humano. La película interesa, está bien rodada e interpretada. Tal vez se estanca un poco en su parte central pero su resolución hace que salgas del cine con un buen sabor de boca.


No se por qué el cine malo de los 80 está de moda. Es mal cine pero parece que ahora debe molar. Un servidor está completamente en desacuerdo. The guest se supone que es un homenaje a ese cine y a las películas de extraños que se te cuelan en casa y la lían parda. No es nada de eso. Es como una producción nefasta de SyFy o similares, un despropósito impropio de cualquier festival que se precie.

No hay comentarios: