lunes, 23 de febrero de 2015

BIRDMAN triunfa en los Oscar


Un año más la entrega de los Oscar se ha movido entre lo más previsible como es premiar a aquellos actores que interpretan a personajes con discapacidades físicas o mentales (Julianne Moore por Siempre Alice y Eddie Redmayne por La teoría del todo) y lo inesperado de ningunear a una de las sensaciones de la temporada como es Boyhood dándole solo el premio a la mejor actriz secundaria para Patricia Arquette.


Si bien hay empate en el recuento final entre Birdman y El Gran Hotel Budapest es evidente que la primera es la gran triunfadora de la noche al llevarse el premio a la mejor película, director, guión original y fotografía. En este año de mediocridades, elevadas por obra y gracia de premios y nominaciones, que Birdman se lleve los premios importantes es hasta cierto punto mal menor aunque un servidor no ve esas grandes cualidades que se le atribuyen. De hecho considero que este año el cine español presente en los Goya ha tenido películas mucho más estimulantes que las que han reconocido sus colegas de Hollywood.

Más imaginativa pero un poco fallida, El Gran Hotel Budapest se lleva los premios de Banda sonora, diseño de producción, maquillaje y peluquería, diseño de vestuario. Premios de esos que se llaman técnicos o menores y que en realidad solo importan a los de su gremio.

Whiplash ha hecho buenos los pronósticos y J.K. Simmons se lleva el Oscar al mejor actor de reparto. La película también obtiene el de montaje y montaje de sonido; The imitation game se ha llevado el Oscar al mejor guión adaptado; Selma se debe contentar con el de mejor canción; Interstellar con el de efectos visuales; El francotirador con otro de sonido.

En el apartado de película de habla no inglesa tampoco ha habido nada destacable ya que la polaca Ida se ha llevado el premio. La mejor película de animación ha sido Big Hero 6.


No hay comentarios: