lunes, 29 de febrero de 2016

SPOTLIGHT, mejor película en unos Oscar muy repartidos


Las quinielas de los Oscar, que tan argumentadas y tan sentidas hemos sufrido durante las últimas semanas, han saltado esta madrugada por los aires cuando la Academia de Hollywood ha otorgado el premio a la mejor película a Spotlight. 

Aunque muchos oportunistas se apuntan ahora el tanto de decir que ellos lo tenían clarísimo, lo cierto es que casi nadie apostaba por este título de cara a conquistar la gloria que concede el Oscar. La película ha gustado a público y crítica, incluso a esos que, practicando un periodismo demencial y falto del más mínimo rigor, han visto en ella un elogio de la buena práctica informativa. Ha gustado hasta a los que no ven la viga en el ojo propio y miran para otro lado cuando casos similares a los que denuncia la película son silenciados, ocultados o enmascarados nos tocan muy de cerca. En nuestro mismo barrio, vamos. 

Puede acusarse a Spotlight de ser una película convencional, donde no hay nada demasiado brillante o arriesgado. Y estoy bastante de acuerdo, mi gusto en este caso está más cerca de El Renacido, de Carol y de Brooklyn, incluso de Mad Max por otros factores (premiada únicamente en categorías técnicas), que de la finalmente ganadora, premio también al mejor guión original. 

Que La gran apuesta se lleve el premio al mejor guión adaptado es un poco de broma ya que naufraga parcialmente en su intento de contarnos de manera entendedora la crisis que aún sufrimos. Lo veo como una manera de repartir aún más los premios. 

Incomprensible que Spotlight no se lleve el Oscar al mejor director si se le considera el mejor filme del año pero entiendo que la Academia ha querido premiar la locura y la rotundidad de Iñárritu, un año más, con El Renacido. Si algo tiene la película es la presencia constante de un director con talento, unas veces más acertada que otras. Premio justo, considero, como también el de la mejor fotografía para un señor que hace Historia al conseguir tres premios consecutivos: Emmanuel “el Chivo” Lubezki. 

Leonardo DiCaprio se lo merecía. Poco más se puede decir. Un tipo que ha trabajado desde los inicios con los mejores directores, que ha apostado por papeles diferentes y exigentes, lleva años demostrando su talento y ya era hora. Me lo imaginaba perdiendo otra vez y mandando a hacer puñetas a la Academia pero al final no ha sido así. Su trabajo en El renacido es extraordinario en todos los sentidos. 

Brie Larson tiene una carrera por delante que solo puede darle cosas buenas. La recuerdo magnífica en una gran película, Las idas de Grace, y solo puedo aplaudir el premio Oscar por su gran interpretación en La Habitación, huyendo de la impostura y sacando adelante un papel complicado que se le podía ir fácilmente de las manos. 

Los pronósticos han fallado también cuando Hollywood ha dejado sin Oscar a Stallone para premiar a El puente de los espías y el buen trabajo como actor de reparto de Mark Rylance, ese espía entrañable que se las ve con el bueno de Tom Hanks. Y si en el apartado de actriz protagonista Larson se enfrentaba a un papel exigente no lo era menos el rol de Alicia Vikander en La chica danesa. Justo ha sido reconocerlo con ese Oscar a la mejor actriz de reparto que se merece aunque solo sea por dar visibilidad a esa mujer que debe hacer frente al drama que se plantea en la película. 

Una pena que Carol o Brooklyn se hayan ido de vacío pero la competición estaba reñida y las nominaciones y premios les han ido muy bien de cara a la taquilla. No lo necesita Del Revés que sí hace buenas las apuestas y se lleva el merecido mejor premio a la mejor película de animación, aunque para mí la película bien podría haber optado al de mejor guión. 

Sin sorpresas para El hijo de Saul, que sigue su extraordinaria carrera de reconocimientos, ni para el Maestro Ennio Morricone que solo tenía en su haber un Oscar honorífico. Por más que la banda sonora de Los odiosos ocho se me antoje escasa en duración, cumple a la perfección lo que la película de Tarantino necesita. Ya se lo volverán a dar a John Williams por el próximo Spielberg o Star Wars. Por último, de las canciones nominadas de nuevo se lo ha llevado la de Bond, de las peores de la saga; una categoría esta donde caben estilos tan diversos y a veces parece que se nomina por nominar.

No hay comentarios: